Femdevs otorgó como cada año una distinción al juego con mejor representación femenina creado en la MálagaJam del fin de semana del 31 al 2 de febrero.

Ahí estuvo nuestra compañera Marta Trivi y nos comentó que este año, debido al tema, han sido menos los juegos que han intentado contar con una buena representación femenina. Sin embargo, los equipos que han usado personajes femeninos en sus juegos han cuidado mucho la escritura y el diseño y, como resultado, ha sido una de las mejores ediciones en cuanto a la calidad de la representación. Como consecuencia este año se han dado dos distinciones.

También que hay destacar que esta ha sido una de las jams con mayor participación femenina y que esto ha sucedido gracias a los esfuerzos de la organización que, entre otras cosas, ha dirigido la publicidad del evento en redes sociales directamente a un target femenino.

La primera distinción fue para QA Simulator un videojuego muy divertido y que está diseñado por un equipo que cuenta con QA entre sus filas resultando en un juego casi autobiográfico, cuyo humor está inspirado en la vida real. 

El juego es un juego Boss Rush de plataformas (Este tipo de juegos se conocen porque su núcleo principal es un alto ritmo de jefes casi de manera constante).

En él, nos pondremos en la piel de una QA, la encargada de testear los juegos o software para detectar donde hay fallos o bugs que arreglar, que tendrá que enfrentarse a todo tipo de bugs y otros enemigo para poder sacar un juego completo y funcional.

A medida que jugamos tendremos divertidos diálogos con bugs, lucharemos contra ellos e incluso podremos luchar contra un jefe secreto. Pero ten cuidado porque o ganas o el juego crasheará!

Podéis jugar a QA Simulator, o conocer mejor a sus autores, en el link del proyecto de la MálagaJam

La segunda distinción fue para Kintsugi, un juego que habla de recomponerse después de una relación de maltrato con una sensibilidad única. Es un juego creado por un equipo que no se conocía, formado por gente que creía que sobraba.

Es muy bonito como representa todas las sensaciones en los diferentes actos, con diálogos muy logrados y un arte muy cuidado.

Hay que destacar que el escritor del juego estaba verdaderamente concienciado con representar cuidadosamente a su protagonista y en numerosas ocasiones se dejó asesorar. Ponerse en la piel de una mujer bisexual ha sido todo un reto para ellos y, por supuesto, hay que destacar positivamente el uso de un desnudo femenino no sexualizado con la intención de crear intimidad entre dos personajes.

Cabe resaltar que el juego es una novela visual por lo que todo esto lo transmite mediante pequeños diálogos e interacciones entre los personajes. También es interesante como la posición de los diálogos en la pantalla nos ayuda a identificar perfectamente qué personaje es el que está hablando en cada momento.

Podéis jugar a Kintsugi, o conocer mejor a sus autores, en el link del proyecto de la MálagaJam


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *